25 may. 2010

4. LAS CERVEZAS


__Jason odiaba Cleveland. Abrió la guantera mientras O´Rourke llenaba el depósito en una gasolinera cercana a la autopista.
__- Vamos tarde – dijo su compañero mientras arrancaba.
__- Teníamos gasolina de sobra.
__- Ya, pero soy un maniático.
__- Lo que quieras, pero...
__- ¿Qué?
__- El reloj, está atrasado –contestó Jason, señalando la radio del coche mientras comprobaba la hora con su reloj de pulsera.
__- Sí, otra manía.
__O´Rourke cruzó la calle y se saltó un semáforo.
__- Me trasladan a Manhattan.
__Jason se sintió muy cansado al escuchar eso.
__Creía estar en una posición privilegiada de cara a ese ascenso.
__- No es precisamente un ascenso –añadió O´Rourke, como si le hubiera leído el pensamiento -, pero no puedo quejarme. Voy a llevar la división... clasificada. No puedo contarte más.
__- ¿Fenómenos paranormales?
__- No puedo decir nada.
__- ¿Pero es eso? Vamos, no se lo voy a decir a nadie.
__O´Rourke lo miró y detuvo el coche.
__- ¿Qué pasa? – preguntó Jason, ofendido.
__- Que hemos llegado.
__- No veo a nadie.
__O´Rourke señaló a un grupo de adolescentes, que charlaba en la acera.
__- De los nuestros, digo.
__- Ah, es que han cambiado los planes.
__Jason se puso nervioso. Sabía que solían hacer estas cosas para probar qué agentes eran capaces de reconducir una situación o actuar de manera poco ortodoxa.
__- Voy a llamar.
__- Como quieras, pero lo tienes todo ahí.
__Jason abrió la carpetilla.
__- Quieren probar una nueva droga -leyó.
__- Eso es.
__- Pero...
__- Sí, lo sé...
__- ¿Qué sabes?
__- Que es bastante cruel. Robaron la fórmula a un científico loco, la han potenciado, y quieren ver si funcionaría en un hipotético escenario bélico.
__- ¿Quieren que droguemos a alguien para que se encargue del objetivo... a hostias?
__- Eso es.
__- Oh, Dios... Yo... no...
__- No, mierda... A ellos, se la daremos a ellos –dijo O´Rourke señalando a los chavales.
__- Pero...
__- Mira - dijo O´Rourke destapando una caja de cervezas.
__- Oh.
__- Hale, te toca.
__- ¿Qué?
__- Que vayas a darles esto. Eso sí, asegúrate de que se la tomen en ese jardín.
__- Espera, el objetivo no está solo.
__Efectivamente, un anciano, de unos setenta años, salió y se sentó en una de las butacas del porche.
__O´Rourke se rascó la cabeza.
__- Déjame la carpetilla.
__- Vamos a anular.
__- No, no jodas. El grado es elevado - dijo señalando una de las tablas del documento.
__- Pero... Jason... ¿En serio crees que ese tío ha creado una forma de vida?
__- No... No lo sé – dijo Jason, sin caer que estaba refiriéndose al vídeo que, todos menos él, habían visto hacía un rato -. No lo sé, pero nuestro tra...
__- Y no parecía un extraterrestre peligroso. O séa...
__- Eh, cállate -ordenó Jason, señalando el techo del vehículo. Y el retrovisor. Y el volante.
__- O´Rourke entendió que no debían hablar de ello.
__- El grado es elevado – repitió Jason -, así que... ¡Se va!
__O´Rourke observó al anciano, que cruzaba el jardín, y la carretera, hasta un pequeño coche rojo aparcado al otro lado.
__Ambos sonrieron satisfechos.
__Jason abrió la puerta y cogió la caja.
__- Espérame aquí – dijo.
__- Bien... Eh, en cuanto terminemos, damos la señal y nos piramos. Otro equipo vendrá a hacer limpieza.
__- No sé para qué cojones nos dan un puto protocolo, si luego lo cambian antes de llegar a...
__O´Rourke levantó el dedo índice de su mano derecha y Jasón cerró de un portazo.
__Dejó la caja en el jardín y se acercó a los chicos.
__- ¡Eh! Tengo que volver a casa y me ha sobrado birra... ¿os hace?
__- ¿Qué dices marica? – preguntó uno de los chavales.
__Era negro. Todos lo eran. Y no eran adolescentes; todos parecían mayores de edad.
__- Que si vuelvo a casa con eso mi mujer me mata -dijo Jason señalando la caja.
__- Eres un calzonazos, ¿eh colega?
__- Amigo... No conoces a esa zorra...
__Todos rieron. Y empezaron a caminar hacia el jardín.
__- Pero, una cosa... Paso de líos, así que os la tomáis ahí, ¿vale? Nada de andar con botellas por el barrio.
__- Vale, tío.
__Cuando Jason dio la vuelta y comenzó a caminar vio al anciano de unos setenta años cerrando la puerta del coche. Jason se detuvo junto a la furgoneta. El anciano se acerco a los chicos y les dijo que se largaran, que eran basura, que no se acercaran a su coche. Ellos rieron y abrieron cervezas. Y bebieron.
__Sólo había ido al coche recoger unas gafas, para leer el periódico, quizá... O´Rourke arrancó. Jason entró en la furgoneta y mandó un mensaje de móvil.

Puedes descargar el vídeo aquí.